La pandemia ha impuesto a un doble confinamiento a los niños hospitalizados que han visto reducidas sus visitas y que, como población de riesgo, han tenido que incrementar las medidas de protección.

 

Pero no les hemos dejamos solos. Desde la fundación hemos hecho llegar a los niños ingresados en la planta de oncología de los hospitales de la Vall d’Hebron i Sant Joan de Déu asi como a los que residen en la Casa Ronald McDonald i la Casa dels Xuklis, material educativo, libros y dispositivos electrónicos.