La pandemia y el estado de alarma a causa del Covid-19 hicieron necesario cerrar el Museo del Barça durante unos meses. No ha sido hasta este mes de junio que han podido abrirse de nuevo sus puertas y lo han hecho con un protagonista de excepción.

 

El joven Jaume, hospitalizado en Sant Joan de Deu,  tuvo la ocasión de conducir al robot Pol desde su habitación por todos los rincones del museo. En su visita virtual estuvo acompañado de representantes de la Fundació Barça y de la directora de la Abidal Foundation, Hayet Abidal.